viernes, febrero 04, 2011

A LA DERECHA DEL MERIDIANO


De todas las promesas

que mi boca ha hecho,

de todas las maldiciones

de los escasos juramentos

de cada metáfora inútil

de cada grito reprimido

y de cada lluvia

y de cada sudestada

y sobretodo, de todas mis sombras

de todo eso... es hijo mi silencio


Sin embargo, mis pocas luces

mis escasos brillos

mi tremenda ironía

mi mirada miope

mi pobre paciencia

y sobretodo, esta melancolía azul

es una deuda con el vacío...

con esa marca tenue

a la derecha del meridiano

del colchón


4 comentarios:

GABU dijo...

Que alegrìa me da haber vuelto a saber de Ustè despuès de tannnntìsimo tiempo!!!!

Creo que a travès de los años de vida aprendemos a acumular deudas con nosotros mismos...

P.D.:En lo referente al vacìo,hay veces en que quiero creer que llegarà ese dìa en que sepa ahuecarlo para no sentirlo tan ajeno!!

BESAZOS EN TODAS LAS DIRECCIONES ;-)
Y muy buen fin de semana!!

Comprar reductil dijo...

Bellisima poesia, me encanto el tipo de redaccion, la imagen concuerda perfecto

Anónimo dijo...

Queremos seguir regocijándonos! por favor fuego negro no abandones este blog!

Anónimo dijo...

Wauu!...alineado total!...la comunion del colchon!
Muy bueno. gracias.