jueves, diciembre 22, 2011

Maten a Papá Noel (VII)





El tiempo cambia el sentido de las cosas…lo que ayer fue una epopeya hoy  queda resumido en un simple chasquido de dedos, toda una tentación en estas épocas donde se valora como meritorio todo aquello que no lleva tiempo, que no implica razonamiento, que no tiene parentesco alguno con una elección…esta es nuestra época, un gran territorio de verdura precocida y  sentimientos Express…todo fácil, todo rápido y sobretodo, todo igual.
Pero en todo este cambalache, donde la gente lleva aparatos que le dicen a donde ir, otros que le dicen que debe hacer y donde más de un idiota piensa que esta comunicado porque tiene Facebook…a pesar de todo esto…se termina un año más y ya estamos sobre las Fiestas.
No es mi idea juzgar corazones…pero si todo esta marimba de cañitas voladoras hace que nos juntemos un poco mas…bien vale el futuro ataque al hígado.

En tren de festejos, levanto mi copa por los amores que me pueblan y me empujan y por todos los corazones sensibles de este mundo.
Un gran Pan Dulce por quien dice lo que piensa y no mide y no pesa y no se traiciona.
Una sidra de las caras por mis amigos, por esos tipos que lejos de toda regla, cada tanto me premian con un abrazo.
A los que no se quedan con lo servido y leen entrelineas esas oscuridades que los hacen seres luminosos.
A los que pelean para que en este   mundo de mierda florezca algo más que la envidia.
Choco las copas porque en mi pequeño  país, hoy hay menos hijos de puta pisando las calles y porque la justicia, esa perra ciega, ponga a la sombra a esos adoradores de la gomina y los Ray Ban que hicieron de todo este continente un gran cementerio.
Van todos mis turrones para los que no se endeudan en esta fecha…un regalo no cambia nada si en el resto del año no se hace lo que se debe hacer…Papa Noel tiene el auspicio de una tarjeta de crédito cuando no trabaja para Coca Cola y esencialmente, solo es un viejo de mierda que quiere que gastemos lo que no podemos gastar…nunca es bueno mezclar los sentimientos con la billetera.

Y en tren de ser breve, brindo por no tener excusas para que todos hagan lo que harán en las fiestas, nadie mejora en las cercanías de fin de año, simplemente, tiene menos ganas de pelear o es mas falso, por eso brindo hasta el fin del vaso por quien no necesito pinos, pesebres ni regalos para ser mejor de lo que es y para dar ese abrazo que no se ahorra y que siempre falta…y como siempre, brindo porque alguien, alguna vez, mate a Papá Noel.

Salud y más que suerte




jueves, noviembre 03, 2011

Los dos lados de la mecha






Es cierto, nadie se va del todo…
 ni  para siempre
el espejo guarda los ojos que lo miraron
los colchones se hacen a las curvas
y los abrazos se hacen a medida
por eso el que queda repite el gesto dormido
y se despierta abrazando el aire
y vuelve la sensación de no estar, estando…

las dimensiones del vacio no tienen metro
y la luz molesta porque no hace sombras
con tu contorno
apenas ilumina
y es muy poco

Las horas del que espera se dilatan,
se eternizan,
y cada ruido, cada cambio en el aire,
cada ladrido en la calle
puede ser la señal del retorno
que casi nunca es

El tiempo nace dos crios
uno que quiere cambiar todo
otro que quiere lo contrario
El primero busca aire
El segundo es todo miedo
Miedo a que ella piense que el se olvido
Miedo a que ella no se reconozca en el color de la pared
Miedo a que ella tenga otra excusa…para no volver

La que se fue busca sol, ruido
El que se queda, esta a la sombra y en silencio
La que se fue se distrae, no piensa, no mide
El que se queda se concentra , piensa, calcula
inventa ecuaciones con nombres y lugares
con resultado improbable

Pero cuando a los dos les gana el cansancio
cuando ya no queda mas nada que la noche
cuando los ojos cansados se niegan a dormir
cuando no hay ruido que distraiga,
cuando no hay silencio que aplaste,
siempre…absolutamente siempre
aparece el nombre que los dos quieren olvidar




viernes, septiembre 16, 2011

Sangre de Cristo


Dios, ese tirano,
deja la lira y aplaude su aburrimiento
que es como aplaudirse a si mismo,
el otro, sin embargo, me mira y aprende
una intrincada variación en la carrera
hacia ningún lado

En un abrazo,
confirma
que mi fracaso
es todo un éxito

…orgulloso, me paga la vuelta…
mi cruz se convierte en vino

No tengo perdón, pero tengo vaso...



miércoles, mayo 25, 2011

News

un arma cargada y caliente

un temblor retenido

un aire dulce que no llena el pecho

un siglo entre pulso y pulso


un recipiente de piel lleno de sangre

los ojos que no terminan de absorber

los resplandores del fuego

los calores del metal

lo absurdo del último suspiro


un arma que cambia el peso

un temblor liberado

el perfume a pólvora que invade

el último segundo antes del plomo


un amasijo de carne húmeda

unas cuantas venas que desembocan en el piso

los ojos que buscan algo en el techo

como si las manchas de humedad

pudieran explicar algo

de todo esto


toda una vida desparramada

toda otra vida desperdiciada

todo

todo

resumido en el noticiero

dos vidas

15 segundos en la pantalla

y nada más

viernes, febrero 04, 2011

A LA DERECHA DEL MERIDIANO


De todas las promesas

que mi boca ha hecho,

de todas las maldiciones

de los escasos juramentos

de cada metáfora inútil

de cada grito reprimido

y de cada lluvia

y de cada sudestada

y sobretodo, de todas mis sombras

de todo eso... es hijo mi silencio


Sin embargo, mis pocas luces

mis escasos brillos

mi tremenda ironía

mi mirada miope

mi pobre paciencia

y sobretodo, esta melancolía azul

es una deuda con el vacío...

con esa marca tenue

a la derecha del meridiano

del colchón


viernes, enero 14, 2011

El oficio del barquero


...quizás, esa luz perdida a lo lejos sea la orilla...


este río de mierda tuvo un principio y debe tener un final,

quizás, esa esfera opaca apenas viva, sea el sol que recuerdo...

las calamidades suelen ser como las mentiras, al menos de a par,

pero pulsa un cansancio antiguo en este arte de remar, en esta quimera interminable

con perfume de destino, con confesiones de borracho y sobretodo,

con un hambre de condenado


Bien decías, eso de que ciertos fuegos no se encienden con dos palitos,

la verdad suele ser molesta e inconveniente

pero no deja de ser verdad...

has cambiado, pero no lo suficiente,

nadie cambia sin destruirse

somos continuidad y muy a tu pesar, jamás serás otra persona

cambia el traje, el disfraz y el maquillaje

pero adentro, es el mismo miedo el que te distrae,

ese de saber que solo tu fracaso ha sido un éxito

ese de saber, que estas condenado

a ser quien sos y nada más...y eso es poca cosa

...el barquero se cansa, y en su furia, rema mas fuerte...