miércoles, septiembre 05, 2007

NO SOLO EL TIEMPO VIAJA ARMADO

El desafío del papel en blanco
y la búsqueda de una razón que mate este silencio
enfermo e innecesario como un maquillaje sin luces,
o del brillo acero de un puñal
detectable, seguro, inalterable,
como los temporales del alma,
como la eternidad de esas lluvias pasajeras,
o la intermitencia del rayo o la alegría.
Contundente, como el amor que se va
y la ausencia que viene a llenar el vacío
con gotas de nada.

Transitar la vida sin vocación de turista,
siendo cómplice o culpable,
siendo de todo, menos inocente

Diciendo lo que no se dice,
por omisión, inconveniencia o comodidad,
gritar que nadie hablaría del futuro
si el presente fuera otro,
gritar que el amor es una perdida de tiempo
como la muerte o el azar;
declarar que la libertad también es amante
de la justicia y enemiga de los abogados,
de los curas, de los jueces y de otras alimañas.
decirle a ese dios, que el cielo es demasiado lejos,
y decirle al diablo que el infieno, ya no asusta a nadie.

Decir en voz alta que la parca no es lo peor,
dejar bien claro que la bala, jamás es culpable,
y que los accidentes no existen,
que la magia no tiene sentido si queremos saber como se hace;
que el hambre tiene causas y no solo consecuencias,
y que detrás de toda muerte, siempre hay un culpable.
Decir que el fundamentalismo no te lleva al cielo,
pero te lleva a la estupidez.
Decir claramente que la iglesia, es la casa del cura,
no la de dios.

Ya no hay tiempo para ser imparcial,
no solo el tiempo viaja armado,
porque el problema no es a donde vamos,
sino como desandamos el camino