miércoles, abril 18, 2007

FLORES,CAÑOS Y METRALLETAS


A pocos metros de un cuartel, tres palos sostenían una paradoja hecha cartel que decía: HAGAN EL AMOR, NO LA GUERRA.
La paradoja del pensamiento que se pintaba de colores que anunciaban el retorno a la naturaleza, al poder de las flores con el grotesco renacer de la guerra como gran negocio.
Los Beatles se dejaban el bigote mientras emprendían un viaje cabalgando en una noche de ácido que terminaría dejándonos solo el recuerdo de la inocencia de los cuatro fantásticos.
"No es época para imparcialidades" gritaba Morrison mientras se tambaleaba abrazando la botella y al policía que lo lleva preso
Katmandú jamas fue tan nombrado y tan poco visitado como en esos años.
El hombre llega a la luna, y bastante mas acá, unos melenudos descubren la India y se ahogan en una búsqueda espiritual que comenzó siendo búsqueda y termino siendo apenas una postura tibia que murió destrozada por el vértigo del consumismo
Andy Warhol hablaba con Dios por un teléfono dorado y unos chicos se reunían para escuchar a Dylan como si fuera la voz de su propia conciencia.
Martín Luther King caminaba como Ghandi reclamando los derechos pisoteados, mientras a un par de calles Malcom X hablaba del Islam como único camino,igual lo terminarìan hechando de esa nación y al poco tiempo,en una pista de baile se reuniria con Alä ,por la buena gestión de unos muchachos.
Las Panteras Negras convencían al gueto de tomar las armas mientras el Missisipi encendía cruces de fuego y algún que otro negro.

Están todos locos, pero los enfermos son los que parecen normales... ellos son los que alimentan con sus hijos la voracidad de la muerte en un país de Asia que no encuentran en el mapa, y comienzan a dudar de su propia inmortalidad cuando un telegrama les desparrama el verso con una cicatriz que aun hoy no cicatriza.
La primer derrota de un sistema condenado a devorar a sus hijos en nombre de razones mínimas que la muerte,en su metáfora de plomo,se ocupa de aclarar
El amor, las flores y el sexo libre bajo el manto de la pastilla anticonceptiva, la mujer comienza a liberarse al menos de la boca para afuera y algunas pocas se escapan gritando de un futuro de cocinas y televisión.
"la imaginación al poder" gritan en Francia, mientras en un campo cerca de Nueva York,
dios se hizo negro por un rato y bendijo las almas de los infieles que bailaban desnudos en un aquelarre de flores, porros y ácido
Janis Joplin gritaba un blues solitario, mientras Hendrix destrozaba un himno hasta con gracia, mientras a pocos metros la furia de esa belleza sorprendía a dios y al diablo.
Flores y metralletas,y una paradoja para fumar
Un humo violento que apunta al cielo,mientras la realidad de la guerra les ato el alma al piso
La realidad fue un golpe en una cabeza aturdida por los porros,por su propia ignorancia y por la televisión que mostraba a un hombre dejando su huella en la luna y a la muerte dejándose sospechar...palpitando su filo.
La procesión de los caballeros de KKK deja cruces en llamas y siembra miedo en unas calles que ya temblaban,la ironía del destino que hace temer mas a la víctima que al cruel victimario.
En el sur del sur,algo se esta moviendo....la gente dice que no y un herrero enorme cocina barrotes para encerrar palomas...los años de plomo se ven en el horizonte,por estos lugares,ya nadie es inocente y casi todos son culpables de pensar de decir o de ser nomás...para los gorilas,esto será suficiente.
Los 60 sembraron libertades y las abonaron con sangre,la muerte pide almas y la maquina se las ofrenda mostrando los dientes siempre afilados de la excusa ... ya nada será igual

13 comentarios:

Gabu dijo...

Mi querido FUEGO,te leí tan atentamente que sólo reflexcioné que ya ni la nostalgia es igual...

BESOS ENORMES PARA VOS!

Criatura Nocturna dijo...

No se preocupe Fuego, al amor no hay que entenderlo.
Tomo tu primera frase destacada: Haz el amor y no la guerra. En esta historia amor y guerra eran extraños sinónimos.
Así, al final, la víctima terminó convirtiéndose en el peor victimario.

Saludos nocturnos

P.D: Inocencia?, existe esa palabra?...

Xoconoxtle Cósmico dijo...

No pos eso que ni qué.

laveron dijo...

de todas formas, no había arena debajo de los adoquines...después del mayo francés murieron las flores. hoy son de plástico y se venden en el shopping.
no quiero tenerle nostalgia a los ´60.
Un besazo!
laura

Manuela dijo...

Yo no conocí los 60 así que no sé si les tendría nostalgia. Bueno, sí lo sé: no tendría nostalgia de nada, siempre hay que caminar hacia delante nunca hacia atrás. Aunque , tal y como lo pintas, no vamos a ningún sitio, el camino se pulveriza bajo nuestros pies, estamos en el apocalipsis... Pues, si es así, a ver qué pasa.
Y cuídate tú también.

PELOPONESO dijo...

muy buena descripción de los 60, las almas alborotadas por por humo que encendía los más alocados ideales,miles de saludos
Joan

Martín Bolívar dijo...

Un post excelente, me deja sin palabras.

Lo Peor del Mercado dijo...

Mas allá de la cuestión puntual de los 60, le diría que estructuralmente usted describe la condición humana mas allá de las décadas en particular. El "bien" y el "mal" enroscados en diversos hechos, del mismo modo que están anudados en cada uno de nosotros.
Lo que se nostalgia es algo que no existe: la idea de que fuimos felices en esa época. En esos momentos nostalgiábamos (permitame la paradoja) el futuro, añorábamos nuestra felicidad futura. Finalmente lo que nos mueve cada día, es algo que no está en ningún lugar, pero que justamente porque no se le puede echar mano, nos pone a todos a buscar. Saludos

Popi dijo...

Coincido con Laveron...no habia flores debajo de los adoquines..
Pero aunque fueseuna utopia se peleó por ello..

Hoy se pelea por flores de plástico, championes veloces y aparatitos chirriantes coloridos

Abrazo


PD: Ya nada será igual. Ni Janis, Ni Hendrix ni "Flower Power"

Unmasked (sin caretas) dijo...

Guau..perfecta descrpicion de tiempo que no volveran, ya nada sera igual

beso

petra

BlondiePower dijo...

Le presento un amigo...

http://oktubre-uru.blogspot.com/

Rain (Virginia M.T.) dijo...

Todo se transforma, las quimeras también.

Grandes salutes.

Ana (...) dijo...

Fuiste dejando una cadena que invita a la reflexión. Gracias.