viernes, marzo 02, 2007

AMENAZA DE LLUVIA

...la luz se fue, apenas queda un resplandor que no fue advertido aún por la oscuridad de la noche…
Un perfume húmedo lo invade todo y hace que respirar sea un suplicio.

Las paredes transpiran licores nuevos por las grietas gastadas.
Afuera, una veterana se calza una escafandra para que el pelo no se le encrespe, esa amenaza carga el aire y todos miran hacia arriba esperando algo, como siempre.

En el ángulo derecho de la ventana nace una gota que en segundos se suicidara contra la parte baja del marchó dejando una cicatriz cristalina a su paso, por donde mi ojo ciego puede adivinar que pasa tras el vidrio….y tras el vidrio, todo es calma, la tormenta va llegando y acelera el paso de los que no quieren caminar.
Aquel cielo luminoso se mueve y se transforma en un cielo raso de conventillo de donde cuelgan nubes turbias como manchas o como deseos.

Un estruendo hace volar los pájaros

Espero confiado la luz que no llega, hasta que de repente el río recibe la puñalada de un rayo que lo divide y lo estremece.
Los perros corren sin saber adonde, cómo la gente…los árboles comienzan una danza lenta…todos esperan el agua, aunque sepan que esta lluvia no viene a lavar nada
El cielo comienza a gotear humedades y este vacío comienza a poblarse de los gritos del agua muriendo contra la calle, ofrendando como ultimo gesto, un aire freso y un murmullo silencioso

Yo no digo nada, vivo en silencio, mirandome, tratando de entender y culpando a la casualidad cuando las respuestas se esconden…en la radio suena un blues, y asegura que "el cielo esta llorando"…

Lo casual naufraga en la tormenta

10 comentarios:

George dijo...

se nota el trabajo que de das para relatar tus historias y tus versos.

Angélica dijo...

La descripción sutil de un instante que eternizas en mi imaginación se posa delicadamente en el recuerdo y el añoro de lo casual que se acerca con pasos pesados en medio de la tormenta.

... y tu tambien te acercas...

Gracias

Persio dijo...

lo casual naufraga y nos muestra la tormenta pasional...
abrazos!

Ártemis Sublime dijo...

Una ceniza de lluvia entumece las gracias del corazón que fueron lavadas en tormentas anteriores.

Excelente!
Besosss

miriammm dijo...

anduve ausente sin aviso, un dia hablando con mi hija que esta lejos le dije, sabes cuando me doy cuanta cuanto te extraño?
ella me contesto con la sabiduria de los chicos - cuando vuelvo.
Salvando la distancia del amor a esa chiquilina.
Hoy me paso, igual, cuando vuelvo Pablo porque siempre me encuentro a mi en tus letras, o muchas veces.
Y bien sabe quien sepa, que yo estoy bastante perdida.

La gente que comenta en tu sitio amigo, es interesante, lo hace bello.
te mando un abrazo.
que buen texto.
miriam

LX's dijo...

siempre un maestro!

saludos!

Gabu dijo...

Tus palabras enaltecen la noble bravura del cielo en ese espasmo casi súbito en que la tormenta parece devorárselo…
Y es allí donde lo causal no naufraga…

MIL BESOS!

Rain dijo...

¿Has visto cómo cae la lluvia en el verano? alegra.

Los sentimientos como lluvia, van y vienen, y con ellos las escenas diarias son como pequeños films. Y la lluvia, la lluvia siempre llega...



Salute.

BELMAR dijo...

*







"El ser deja de saberse extranjero dentro de aquel cuerpo flagelado y se repliega para alcanzar su fin."
(Desde "Palimpsesto")




BELMAR

Anónimo dijo...

tengo la suerte de poder compartir con este hombre muchos momentos de mi vida y la suya,el dijo en principio que era un fantama,hoy cro que soy un fantasma con la exquisita suerte de poder conocer semejante hombre cada dia un poquitito mas.te amo,tu fantasma.