miércoles, mayo 17, 2006

DE LO QUE QUEDO EN EL CAMINO


El reloj baja las agujas como sentencias, como un filo que me descubre, casi sin querer, enumerando cicatrices.
Quizás no sea el mejor momento para un balance de lo que he perdido, pero me corren los perros del tiempo, y a esta altura, me están haciendo dudar de mi propia inmortalidad.
Pero ahora que puedo decir con cierta propiedad que soy dueño de un pasado que me lleva a nombrar cosas que ya no existen, ahora que estoy parado y la vista se me pierde cuando miro hacia atrás, ahora, digamos que estoy a tiempo para descubrir que he perdido, y estoy a tiempo, porque algo de lo que perdí, aun tiene esperanza de que lo encuentre.
La lista de cosas perdidas la supongo infinita, y la supongo porque una de las cosas que perdí, fue justamente la lista y la costumbre de llorar lo que ya no tengo.
He perdido, y he perdido como en la guerra, pero justo es decir que salvo algún amigo que tomo el atajo temprano hacia la muerte, salvo eso, el resto esta compensado.
He perdido algún que otro recuerdo, he perdido esos nacedores de sueños, que eran mis juguetes, he perdido mi asombro de chiquilín al ver una pelota de cuero.
He perdido varios amores temporales que me consumieron tiempo que le debería haber dedicado al único amor verdadero que tengo.
Perdí los rincones de soledad, espacios invadidos por los reclamos de Fatiga y los saltos de Krosty.
He perdido sueños por un rato que al tiempo me encontraron por ahí.
Ellos saben que dos por tres me gusta perderme.
He perdido amigos que me perdieron a mí, he perdido en parte ese gusto por la vuelta y la caída de espalda.
He perdido la poca plata que tuve y la que no tuve la perdí por las dudas.
Claro que hay cosas que no pierdo, como mi traje de melancolia, ese que cada vez que puedo lo luzco impecable para que me ayude a ver la vida mas lentamente, como en una tarde de lluvia con el cielo de zinc y las goteras salpicando mis pies descalzos.

************************************************************************************
La imagen y su belleza corresponde a Misha Gordin

12 comentarios:

El Enigma dijo...

Aun en la sperdidas se van encontrando valores de nuestro interior que permiten ver que somos mas de lo que imaginamos.

Saludos

El Enigma
No atra cava circumvolat umbra

José Antonio Galloso dijo...

"ME CORREN LOS PERROS DEL TIEMPO"
"MI TRAJE DE MELACOLIA"

Me llevo estos versos, con ellos alimetaré a mis bestias interiores en este día que recién empieza.

Saludos

charruita dijo...

Me ha impactado este post! quizá por haberme identificado con el.
He descubierto estos últimos años que debía perder para encontrar. Y al haber encontrado recuperé lo perdido.
Esa es mi historia de pérdidas y encuentros.
Un abrazo!
y me han encantado tus oraciones.

Dharma dijo...

Excelente texto que complementado con la imagen, es una delicia!

Fuego Negro dijo...

Enigma...gracias por pasar,tu sitio es imprescindible
Jose Antonio...gracias y se te va el dia haciendo nos descubrir gentes y vidas...gracias

Charruita...que le puedo decir que no le haya dicho...su sensibilidad a veces me sorprende,debe ser otra forma de ver...

Dharma...bienvenida,espero su retorno

noemi dijo...

No se pierden las cosas, sólo cambian de sitio.

Carlos dijo...

Hola, sabes que yo me siento tan novato en esto de la vida que me da la sensación de que no tengo nada que perder y mucho que encontrar, pero no por eso soy un gozador, disfruto, pero no como un gozador, a veces me lo reprocho, bueno esto no se trata de mí, pero es este un buen blog que lo estímula a uno a la intospección

Saludos

vichomartin dijo...

Muy bueno. Saludos

Yna Mino dijo...

Dichoso tú que te has dado cuenta a tiempo. Tiempo que consume la vida. Vida que da tiempo para darnos cuenta.
Estás a tiempo porque la esperanza busca que la encuentren...
A veces decidimos tomar atajos y no mirar atrás y caminar sin saber qué perdimos, pero si seguimos aquí es porque la esperanza espera ser encontrada.
Me gustó mucho tu post.
Saludos.

Popi dijo...

Si..si..Pablo, navegamos por la misma agua, le aseguro..
Mujeres perdidas que hubiera deseado no encontrar, la cordura la perdí hace rato...
muchas veces los soñadores son catalogados de locos..

Rain dijo...

Fuego negro, este post tuyo me tare una y otra saudade.

Ya sabes, las saudades...

y la belleza de esa foto, sí...

Anónimo dijo...

Best regards from NY!
» »