miércoles, mayo 31, 2006

NIÑOS


Hay un niño que dibuja casas y soles,
mientras otro navega la noche en un filo,
montado en el coche negro de la necesidad

Hay niños que juegan a ser grandes,
y hay grandes que darían la vida por volver a jugar
como un niño.
Otros juegan juegos donde el que gana se salva,
y el que pierde, se transforma en recuerdo

Hay niños que sueñan sueños de niños,
mientras duermen,
y otros se desvelan en la basura buscando un secreto
que les apague la miseria

Damián se mudo para siempre después de que al padre se le fue la mano.
Emanuelle tiene 13 años y sueña con poder leer los carteles.
Luca se queja de su maestra y sueña con jugar al futbol, para él, el mundo es redondo
Rodrigo tiene 5 hermanos, va a una escuela especial y pide monedas afuera de un supermercado, dice que se siente fantasma... la gente no lo ve... la gente no lo oye
Camilo quiere ser bombero y jugar a la pelota, porque dice convencido que lo más lindo que hay, es apagar fuegos y hacer goles

En la esquina hay un niño que busca un reloj gigante, porque dice que a su papá nunca le da el tiempo

**************************************
mirando ese tiempo donde morir era imposible y vivir,nada mas que un juego

lunes, mayo 29, 2006

ELLA...LA PORFIADA



Los ojos del niño se iluminan cuando ella vuela
Él la corre con el cuerpo y la detiene en un instante eterno bajo su dominio; él la acaricia y si la necesidad lo obliga, apuntara al cielo de luces hasta ver que pasa el peligro de que ella duerma en la red equivocada.
Ella obedece cuando quiere, víctima de una rebeldía que contradice la física y girando se pierde en campo contrario como enviada por el diablo, buscando con su vuelo interminable la alegría fugaz del carasucia.
Rodando contra la línea que divide el bien y el mal ella elige cómplice y sufre romances que duran pocos metros... solo algunos elegidos robaron su amor por una eternidad mayor a 90 minutos, solo unos pocos amantes son llorados por ella, tan solo unos cuantos fueron correspondidos con su amor de cuero
Poco le importa que apellido ilustre le marque su estampa, ella es ella y punto; sospecho que se divertía mas cuando era apenas de trapo y era sinónimo de alegría y no ahora que es parte de un gran negocio que comercializa su andar como si fuera motivo de estudio.
Ella siempre eligió a los que nadie eligiría y no se equivoco nunca, siempre prefirió a ese atorrante que la paseaba con respeto y la besaba antes de mandarla a dormir a los ángulos ,que a esos defensores inescrupulosos que la enviaban a la tribuna sin siquiera sonrojarse.
Ella siempre eligió a los que jugaban con ella, y presiento que mirara de reojo a esos que se visten para una fiesta y le temen al barro o a despeinarse.
Estoy seguro que la pelota eligiria el celo del comilón al toque rápido del que no se hace cargo del compromiso de llevarla al mágico baile del banderín.
Estoy seguro que se preguntara porque todos hoy confunden practicar futbol, con jugar a la pelota

**************************************
la foto pertenece a el Negro Jefe,Obdulio Varela,uno de sus tantos amantes,que supo quererla y descubrio en Maracana que el silencio es proporcional a la gente que calla

viernes, mayo 26, 2006

EL FÚTBOL


Ella baila un baile redondo en los pies del elegido... una lluvia de papeles enciende la esperanza de ese viaje, mientras del otro lado de la muralla, el guardián se golpea las manos como pidiendo ayuda a los dioses...
El gran juego
El gran negocio
El fútbol. una especie de héroe moribundo que dos por tres hace nacer un hijo que nos demuestra que no solo corriendo se llega al fondo de la red.
El fútbol como detonador de sueños
El fútbol como gran excusa o como motivo único de alegría.
El fútbol como salida, como escape de la miseria, el fútbol como una salvación que se pierde en el campo de una esperanza esquiva, que té driblea sin despeinarse.
Todos compran, todos venden... un mercado de esclavos encadenados a una pelota, condenados a trabajar de jugadores con la prohibición de jugar.
Una maquinaria fría que devora hombres, un circo romano que elige la fuerza a la destreza del atorrante que tira un caño a la vida tratando de escaparle a las noches de pan duro.
Un inmenso circo montado por artistas secundarios.

Mucho antes de que el juego fuera cuestión de marcas, hubo quien prefirió dejar el juego antes de ensuciar su piel con otra camiseta, hoy declaran sin pudor que tienen un romance con Adidas... o por cualquier otro que quiere invertir en el brillo de sus piernas.
El fútbol como espectáculo donde un millón de papelitos hacen vivir con la gloria de una inmortalidad de 90 minutos
El fútbol que no quiere renunciar a ser juego y una balanza enorme que solo se inclina ante la evidencia de los resultados.
El fútbol que solo conserva al jugador como la parte sana de un cuerpo corrompido por los arreglos y el "siga siga "

Un campo con su fauna de matemáticos que analizan resultados para escupir probabilidades, un fútbol que era parte de un reino mágico y hoy se ahoga en una sopa de números mientras un economista repasa lo que vio y calcula el porcentaje de futuro que le afanara a la vida cuando su celular vibre con un sueño viajero que atraviesa el océano para calmar el apetito del bolsillo sin fondo del que nunca tuvo nada.
El fútbol que construye altares para sus efímeros dioses de pantalón corto que no dudaran en quedarse con un menisco del adversario ante la amenaza de la expulsión de ese Olimpo, donde nadie habla de la pelota, ni del juego... una templo donde el dinero es Dios y Nike es la cultura.
Por suerte todavía existimos aquellos que corremos detrás de la redonda solo para jugar,bastante lejos de aspiraciones mundialistas,condenados a jugar,sin màs esperanzas de que ella, en un arrebato nos haga soñar con ese gol que imaginamos y que por un instante se hace realidad,ante la indiferencia del periodismo y de la tribuna vacia

********************************
El abrazo del Alma....fue tomada en el Mundial 78,mientras se torturaba a pocas cuadras de la cancha...

domingo, mayo 21, 2006

PERDIDAS Y HALLAZGOS


De las tantas cosas que perdí, confieso que extraño un poco, esa ingenuidad de niño, esa inocencia de ser realmente inocente, a pesar de mis intenciones.
En un valdio deje la paciencia, esa que perdí hace rato y que todos me piden que no la pierda, claro, ellos no saben que fue la paciencia que me perdió a mi.
Con el tiempo que he perdido, he perdido también hermosos amores maquillados que me robaron salud y me sacaron sorpresas, aparte de ese gusto a nada que te deja aquello que se sabe condenado a las agujas, y a su sentencia.
Perdí mañas... y encontré otras.
He perdido toda clase de cómplices y cierta capacidad de alegrarme por que sí nomás.
Perdí penas que quise, perdi lugares, perdi caminos y encontré atajos, y dos por tres me olvido y pierdo ese gustito de ir rápido a ninguna parte.
Trepándome a unas largas piernas perdí la brújula y me perdí a mí mismo, pero por suerte encontré una mano amiga que encontró palabras y sobretodo un cachetazo a tiempo, de esos que despiertan.
Volví con la posibilidad intacta de perderme de nuevo.
He perdido tantas cosas como las que he ganado.
Aún recuerdo esa curva cerrada donde perdí la poca vergüenza que me quedaba... y no la busque más.
Cada tanto encuentro una buena razón para escalar mi memoria y con placer descubro que a ella no la he perdido.
Todo lo perdido esta en el camino hasta aquí, una buena excusa para seguir buscando, mas aun cuando con sorpresa me doy cuenta que de todo lo que perdi, tambien esta ese respeto suicida que le tenia a la muerte, y como de rebote surge otra extraña medida para valorar lo poco que queda del día
*************************************************************************************
comparto mi deuda y mi admiracion por Misha ...volvi a su ojo

viernes, mayo 19, 2006

PEQUEÑA SINFONIA DE PERDIDAS INFANTILES


En la esquina de mi habitación había un altar poblado por juguetes que se postulaban por ser los preferidos.
El tiempo y las mudanzas lo fueron limando hasta que me quedo solo el recuerdo.
Un pelotazo pifiado y la indiferencia de un camión fueron los verdugos de esa pelota con los cascos despegados que pintaba la tarde y que consumada la tragedia nos hizo terminar en empate.
En mi infancia se quedaron los sueños de niño, y de a poco los fui trocando por un manojo de miedos nuevos que no los busco por miedo a encontrarlos ahí, agazapados todavía.
Perdí partidos imperdibles que me ayudaron a esa rara costumbre de pedir el descuento, perdí toda esperanza de que algún estadio coreara mi nombre y reduje mis expectativas futboleras a algún que otro picadito.
Perdí un gran sueño y empece a soborear el gusto siniestro de las proporciones.
Perdí ese gusto de la escuela justo cuando me dieron aquella pasada bandera, que se suponía era un premio, obtuve el dudoso privilegio de estar en todos los actos entonando el himno con las autoridades esas que tenían uniforme de autoridad.
Perdí docenas de bolitas, víctima de la puntería injusta de mis amigos y perdí un sábado puteando cuando tuve que pagar el bochon.
Perdí tiempo construyendo hondas, porque jamas le tire a un pájaro.
Perdí tardes ganando metros en el territorio de la imaginación tratando de descubrir como volaba aquel oriundo de Kriptón, o porque Linterna Verde sé llamaba así, si lo que tenia era un anillo; y confieso que más de una vez, con la complicidad de la siesta, me ate una toalla al cuello y salte para poder volar, pero mi sueño de Icaro se encontró con la indiferencia del piso frío, ese que me vería tantas veces con serias intenciones de atravesarlo.

miércoles, mayo 17, 2006

DE LO QUE QUEDO EN EL CAMINO


El reloj baja las agujas como sentencias, como un filo que me descubre, casi sin querer, enumerando cicatrices.
Quizás no sea el mejor momento para un balance de lo que he perdido, pero me corren los perros del tiempo, y a esta altura, me están haciendo dudar de mi propia inmortalidad.
Pero ahora que puedo decir con cierta propiedad que soy dueño de un pasado que me lleva a nombrar cosas que ya no existen, ahora que estoy parado y la vista se me pierde cuando miro hacia atrás, ahora, digamos que estoy a tiempo para descubrir que he perdido, y estoy a tiempo, porque algo de lo que perdí, aun tiene esperanza de que lo encuentre.
La lista de cosas perdidas la supongo infinita, y la supongo porque una de las cosas que perdí, fue justamente la lista y la costumbre de llorar lo que ya no tengo.
He perdido, y he perdido como en la guerra, pero justo es decir que salvo algún amigo que tomo el atajo temprano hacia la muerte, salvo eso, el resto esta compensado.
He perdido algún que otro recuerdo, he perdido esos nacedores de sueños, que eran mis juguetes, he perdido mi asombro de chiquilín al ver una pelota de cuero.
He perdido varios amores temporales que me consumieron tiempo que le debería haber dedicado al único amor verdadero que tengo.
Perdí los rincones de soledad, espacios invadidos por los reclamos de Fatiga y los saltos de Krosty.
He perdido sueños por un rato que al tiempo me encontraron por ahí.
Ellos saben que dos por tres me gusta perderme.
He perdido amigos que me perdieron a mí, he perdido en parte ese gusto por la vuelta y la caída de espalda.
He perdido la poca plata que tuve y la que no tuve la perdí por las dudas.
Claro que hay cosas que no pierdo, como mi traje de melancolia, ese que cada vez que puedo lo luzco impecable para que me ayude a ver la vida mas lentamente, como en una tarde de lluvia con el cielo de zinc y las goteras salpicando mis pies descalzos.

************************************************************************************
La imagen y su belleza corresponde a Misha Gordin

sábado, mayo 13, 2006

NOCHE


Los gavilanes esperan ansiosos su llegada para iniciar su danza en el aire.
Allá, en el horizonte, el rubio se va ahogando y ella se muestra como un filo.
Sin gran estridencia llega y se instala, con una frescura casi insolente, y poco a poco, descubre su manto de brillos, para que sus clientes descubran la señal y salgan.
El taconeo ansioso de una puta certifica su llegada, mientras el gavilán ve como de a poco ese territorio se va poblando de una fauna distinta; urgentes bebedores abandonan sus cuevas y su traje, con la sed intacta, dispuestos a otro desvele.
...una mano húmeda, la de él, explora alguna parte oculta de ella... la noche sabe ser cómplice y se queda quieta, mientras el río apaga el sonido de esos dos que andan encontrandose con las manos y con la urgencia de un condenado.
Sale el cana, sale el chorro, aquellos que recién ayer descubrían el vino, hoy ya conocen la escama y pueden opinar con la propiedad del suicida si esta línea blanca es Colombiana.

Un lustrabotas mirando absorto el reflejo de la luna en un zapato negro como la noche.

El perfume de una mujer despierta los ruegos de una jauría que invoca en silencio a su suerte, a ese péndulo que se aleja casi siempre cuando lo necesitamos; otros en cambio están en territorio de la pena, que no es un pendulo, porque la pena cuando se va siempre se lleva algo ...la vida es ese río,y la pena es una ola.
La noche se perfuma con alcohol barato y espera paciente a sus víctimas que olfateando no demoran en llegar.
...en su encierro un hombre descubre la interminable dimensión de la noche, porque la suya es de espera; en la esquina, la complicidad de lo oscuro y de una extraña geometría que funda rincones para que dos maricas se tomen de la mano sin que nadie los vea, sin que nadie los crucifique...
La noche como otra vida, como un suspiro lento, como una terrible excusa, la noche como cómplice de la parca, como un campo oculto de libertad.
Los amigos vacían jarras de veneno y el alma de confesiones mientras un flaco que se cree matón se calza un 38 en las costillas; en el rincón uno mira la noche inmensa y escribe para ella una poesía que jamás le dará, a su lado el hermano corta merca para que los pibes vuelen en su bautismo kamikaze.

...el gavilán los reconoce y sonríe...

La noche como accidente, la noche donde los niños sueñan, la noche que los niños temen, la noche que da miedo porque certifica nuestra soledad.
La noche como asesina.
La noche como tragedia.
La noche como embrujo y como misterio.
La noche como mascara del dolor.
La noche,tambien,como una tregua para los que se fueron y los que quedan.
La noche que exhibe la pobreza y el frío de unos botijas que piden tregua a los gritos.
A lo lejos unas palomas plantan bandera y se juntan para que el gavilán, allá arriba, se asuste y pase de largo.
Hoy es noche de paz

jueves, mayo 11, 2006

URUGUAY vs TRES MILLONES


Cuando juega Uruguay, juegan tres millones... dice una canción.
Y es cierto.
Quizás esta sea una de esas bromas que suele hacer el destino.
Mientras en un lado de la cancha hay solo 11 tipos dispuestos a comernos el hígado, del otro lado, nosotros, los tres millones seguimos discutiendo, porque ninguno quiere jugar de golero.
************************************************************************************
la foto pertenece al doloroso momento en que los canguros
certificaron lo que varios suponíamos....no tenemos goyete!!!!

domingo, mayo 07, 2006

DEJA VU



Cuando ella se fue
vos tuviste esa imagen que te cortó como una puñalada
Vos supiste que esa nueva certeza dejaría cicatriz
Como un rayo llego ese " deja vu "
esa sensación de estar viviendo algo ya vivido...

Seguramente no fue bien vista
tu sonrisa
en el cementerio
El resto del mundo, incluido ellos,
los del camposanto
no sabían que vos sabías
que en otra vida la encontrarías
Y esa nueva certeza, esa nueva alegría era más grande
que el dolor que ahora te produce pensar
que cuando la encuentres
quizas sea
para perderla otra vez
**********************************************************************************
apenas un eco una vez conocido,el perfume apenas de tu paso,
el resumen de un instante que no sabe que se fue...

martes, mayo 02, 2006

RETROVISOR (el encuentro)


El futuro no existe.
El presente ya pasó.
El pasado en cambio se mueve y hace señales,
y reconozco entre la neblina del olvido, aquellas cosas, esas llaves,
que abren las puertas que me permiten salir al camino.
De mi pasado llega como un rayo la pedrada que Fernando falló esa tarde... y que vuelve a fallar, por suerte
Llegan en caravana esas noches en que me daba miedo la oscuridad,
no por negra, no por inmensa,sino no por esa extraña certeza,
por esa loca seguridad de que un par de ojos me estaban mirando
El recuerdo se arremolina y envía imágenes, sonidos, pequeñas pistas,
sin respetar un órden, sin sucesión alguna...
Allí están mis amigos esperándome para pasar la piedra,
justo delante de las lágrimas de mi primer novia,
y al costado de todos los perros que tuve y me tuvieron.
En esta calesita aparecen las frases que debí decir y no dije
y aparece esa gran oportunidad de callarme la boca... que dejé pasar
A los adoquines de mi memoria los caminó Portela,
y lo vuelve a hacer, con un tinto tibio en una botella de Old Times
que seguro le dio el Cacho Scott
Veo mis casas y la manía decadente de las mudanzas,
los baños en las Rocas en pleno invierno, los guisos de mi vieja en la salamandra.
Todo aparece, deja una marca y sigue
El flaco viene vestido de silencios, y con su guitarra al hombro,
dispuesto siempre a tocar lo que él quiere escuchar
extrañamente hay caras que no reconozco... pero otras, sí,
mis amigos, mis hermanos y sus primero pasos
de la mano de mis abuelos que dan los últimos, los cumpleaños de 15,
las promesas, mis novias, mi infancia
y esa certeza que el mañana nos encontraría juntos... recordando,
lo que nos pasó, lo que nos pasa,
y lo que aún no sucedió,
mirando el pasado con ojos de grande,
el espejo del tiempo me devuelve a ese niño
que alguna vez fui. y que me mira a los ojos
me sonríe... y se va
************************************************************************************
la imàgen elegida pertenece a "The Kid",la primer pelicula que recuerdo y la
ulima que quisiera olvidar