lunes, abril 17, 2006

MIRANDO LO QUE NO SE VE


Detrás de esas pobres maravillas que navegan en lo oscuro
hay alguien que tiene nombre e historia,
detrás del hambre hay culpables y cómplices
bailando ciegos ante la basura y los inocentes

Detrás de esas lagrimas hay una víctima
de este mercado de espejos
donde un enano cínico no puede mirar la luna
sin calcular la distancia

Detrás de la sonrisa del candidato
hay un cardumen de contadores
que analizan la conveniencia de dar la mano,
y la proporción exacta de muertes por cada bala

Detrás de esa puerta habita un misterio
que no conviene averiguar
detrás de esas dudas, agazapado, esta el olvido
esperando que lo llames a los gritos

Detrás de ese vaso impaciente
hay razones que parecen excusas
que parecen miedos que ahogan la sed
y poco a poco, apagan el alma

Detrás de ese estallido
viaja un pasajero ausente perfumado con finales
celoso del brillo que es brillo
porque el telón de fondo, hoy, es negro

Detrás de la sonrisa del payaso
habita un trapecista demente, capaz de cualquier cosa
Detrás de la belleza frágil siempre hay dolor
y detrás de ese aplauso, de ese abuso de levedad
hay un mensaje entre líneas que vende cascaras,
camuflages y cirugías que combaten el tiempo
Detrás de esa ilusion, doblado,
hay un reloj, muriéndose de risa

Detrás de estas letras hay una intención apenas,
un torpe amague que distrae tus ojos
de mis ojeras
***********************************************************************************
esta imàgen fue abrazada por el ojo de Andrew Tonn

1 comentario:

Novato dijo...

El desafío está en conocer a ese alguien con nombre e historia, ya que esperar que los culpables y cómplices reaccionen agota...

Y esas víctimas dejan de estar trás sus lágrimas para convertirse en ellas, al ver cambiar de sonrisas pero todas con su cardumen...

Y tiene usted razón "detrás de esas dudas, agazapado, esta el olvido esperando que lo llames a los gritos"... y nosotros ansiamos hacerlo, que es lo peor...

Y poco a poco se nos apaga el alma... pero tenemos letras que enlentecen esa extinción...

(Es un placer leerlo)