lunes, noviembre 22, 2004

MIEDOS PROPIOS...MIEDOS AJENOS (XXX1)

Miedo a la noche que muestra lo que no se ve de día.
Miedo al doctor y miedo a la enfermedad.
Miedo a la muerte y más miedo a su perfume.miedo a ese Dios que condena, miedo al Diablo, miedo a no creer en ninguno de los dos, y un profundo temor a que llegado el momento, ellos, no crean en mi.
Un miedo casi fobico a las paginas en blanco y un considerable temor a que la tinta no escriba lo que quiero decir.
Miedo a lo desconocido y miedo a conocer demasiado, miedo a esa sabiduría que te abre los ojos, miedo a ver, porque a veces ver con claridad es un castigo.
Miedo a no poder esquivar el problema, miedo al vértigo del esquive. miedo a los problemas.
Miedo a treparme al árbol para ver mas allá, miedo a la altura, miedo al mas allá y sobre todo una interesante variación del miedo a ver, que es lo mismo que decir, miedo a la realidad.
Miedo a la puntualidad de la muerte y una leve sospecha de que nunca es el momento adecuado para recibirla, miedo a ser un buen anfitrión para ella, miedo a llamarla sin darme cuenta.
Miedo a morir acostado, miedo a que este fierro no funcione llegado el momento, miedo a esa especie de suicidio cotidiano, donde lo único que sobrevive es la cascara.
Miedo a morir y seguir aquí, miedo a que no me dejen ir y un miedo pavoroso a que cumplan con el ritual morboso de verme quieto.
Miedo a que mis pequeños no me entiendan, miedo a que piensen que yo alguna vez llegue a algún lado, miedo a que no les pueda enseñar con el ejemplo, que el camino tiene valor siempre que lo caminen que de nada vale llegar cuando no quedan fuerzas para salir de nuevo.
Miedo a que no aprendan que el que llego, nunca fue a ningún lado.
Miedo a desentonar y miedo a entonarme demasiado, miedo a las tentaciones y más miedo a perderlas.
Miedo a la seguridad de las palabras.
Miedo a que la justicia nunca llegue, o a que llegue después de hora.
Miedo a los jueces, miedo a la cárcel del televisor, miedo a convertirme en eso que desprecio, miedo a no saber usar mi libertad para ser mas libre.
Mido a la oscuridad que trae al Cuco y miedo al día que no se lo lleva.
Miedo a que tu vientre cambie el gusto a pan, miedo a perderme... otra vez.
Miedo a que tus manos no me reconozcan, miedo a no reconocerme en tu tacto.
Miedo a que el espejo me devuelva un rostro cansado de mirar, miedo a esa ceguera que traen los años.
Miedo a no llegar nunca a ese paraje donde uno se vuelve mas viejo y sincero.
Miedo a no poder escribir con mano propia mi leyenda, por falta de coraje o por falta de tinta.
Miedo a engrosar la lista de razones a olvidar, miedo a no dejar marca y un miedo enorme a perder la capacidad de intentarlo.
Miedo a que un freno me condene a estar quieto en el filo ese donde solo se puede ver morir los sueños sin tenderle una mano.
Miedo a ser más egoísta de lo que soy, miedo a poner mi solidaridad como virtud, miedo a venderme como algo que no soy... miedo a venderme.
Miedo a cansarme de estar con los brazos abiertos, miedo a que me falten fuerzas y me sobren razones para cerrarlos.
Miedo a que algún día encuentre razonable hacer desembocar mis venas en la calle.
Miedo al olvido propio y ajeno, miedo a perder la capacidad de soñar con los ojos abiertos y miedo a acostumbrarme a la miseria.
Miedo al miedo que congela y más miedo al cómodo calorcito que se siente cuando uno cree que llego a algún lado.
Miedo a no enseñar, miedo a no aprender.
Miedo a que llegado el dia, ni Dios, ni el Diablo, reclamen mi alma.

miércoles, noviembre 10, 2004

UN DIA DESPUES EN EL IMPERIO (XXX)

El día después en el Imperio, amanece igual que cualquier día.
El día después de un pueblo bombardeado, que descubre que aquel que lo bombardeo, estará 4 años más, y con mas poder... el día después para ese pueblo, no es cualquier día.
Pero, como será el día después para ese pueblo, donde triunfa el que más asusta, no el que tiene mas ideas, donde la guerra de las galaxias es tema de conversación.
Como será el día después para ese pueblo hijo del miedo, donde todos nosotros pasamos a engrosar las filas de posibles terroristas, solo por el hecho de no ser uno de ellos.
Ellos compran, y compran lo que sea, compran votos, compran almas y compran un vídeo de Osama, amenazando convenientemente, una semana antes de las elecciones.
Como amanece el día después para esos caníbales, que se devoran a sí mismos y sienten pánico del indio, del negro, del amarillo, y de ellos mismos.
Cómo es el día después para esa gente que vive apostada frente al televisor que dirige su cabeza, cual será la próxima víctima que morirá desangrada en su altar de seguridad y excusas?
Existirá un día después para nosotros, que no somos como ellos?
Que clase de veneno naufraga en el cerebro de ese cow-boy demente, ahora que justificaron su locura?
Que clase de día después puede tener la humanidad cuando se concentra tanto poder en las manos e un solo hombre?
El día después de mañana, amanecerá otro día?

EL DIA DESPUES DEL COMIENZO DEL FUTURO (xxx)

Hoy es el día después de ayer, que fue un día bien distinto.
Hoy es el día después de un día histórico.
Con las banderas guardadas ya y con la gente maltrecha de tanto abrazo, asi comienza esta nuevo dia, este día después...
Cómo es el día después para el que espero mas de 30 años?
Cómo es el día después para el que paso años bajo las botas y las picanas, como será, ahora que siente su sueño palpable?
Que clase de idea es capaz de hacerte inmune al dolor, no al dolor de las picanas, sino al de la espera?
Hoy es el día después de un filo que cayo desde el fondo de la historia y corto de cuajo esa burbuja gris y dejo un rastro húmedo por donde suponemos que estará el sol.
Hoy es el día después de los que todavía no se convencen, que lo que sucedió el domingo, realmente sucedió.
Cómo habrá sido el día después del Ministro maquillado que dio un paso mas que el resto intentando meter miedo desde el futuro?
El día después de un ministro que sabe que no tiene muchos días después.
Cómo habrá sido el día después del ciclista chiflado que pedaleo desde Chile, homenajeando esta esperanza?
Cómo habrá sido el día después de aquel que viajo medio mundo para sentirse protagonista en un país de espectadores, como le contara a sus nietos en el futuro, que él estuvo aquí?
Cómo será el día después de aquel que ahora se avivo ,que ahora se dio cuenta que falto a la cita de la historia?
Cómo será el día después para nosotros que estuvimos y estaremos con los pies bien clavados al piso?
Cómo fue el día después para vos, que escuchaste esas palabras como un gatillo que disparo una munición incontrolable de alegría he hizo brotar agua de tus ojos?
Como habrá sido el día después para ese tipo que parado en un balcón abría los brazos como queriendo abrazar a todos y miraba perplejo un mar de gentes y banderas, mientras se llenaba los pulmones para gritar bien fuerte: ...FESTEJEN URUGUAYOS, FESTEJEN...

miércoles, noviembre 03, 2004

NOCHE DE ABRAZOS

El mar de banderas se apago y la noche inauguro un silencio de espera.
La noche...la misma que una vez sirvió para que los esbirros talaran sueños,esa noche,la misma,aguarda quieta con una sonrisa apenas disimulada.
Aquellos que volvieron y los que estaban al cobijo de las banderas ,hoy ya no se esconden y se reconocen ,y se abrazan,con la certeza de que esta vez son de esperanza esas lágrimas que se escapan.
Los tambores reciben a los que vuelven,por que los que vuelven saben que para llegar primero deben volver...y aca estan,cientos,miles,con los colores pintados en la cara,abrazados a una bandera que antes fue prohibida,aca estan ,con un gesto de murguista en su primer tablado.
La noche sabe que ese que se fue,vive volviendo.
La noche sabe de sobra que este pais no es patria,porque patria no son simbolos gastados,ni tamboriles ,ni murga,patria es lo que estamos fundando,patria es el lugar donde pueden comer mis hijos y su esperanza,patria es mas que una palabra,y no tiene nada que ver con el gesto duro de un militar,todo lo contrario,la patria comienza en ese abrazo,desde ahi nace...
La noche sabe que el domingo los abrazos se haran interminables,aqui y en cada rincon donde viva un hijo de esta tierra,la noche sabe que el domingo sera interminable,demasiado tiempo esperando para festejar algo,demasiada necesidad de alegria,hambrientos de felicidad ,estamos.
La noche y los tambores seran complices de el mejor festejo en las calles,mientras otros en su encierro se preguntaran que paso,cual fue la razon por la cual ellos faltaron a su cita con la historia.
La noche lo sabe,ellos probablemente no.

martes, noviembre 02, 2004

LOS CONSEJOS DEL CICLOPE (XVIII)

Mi cíclope insiste que si no llego a las 52 pulgadas no estoy en el futuro.
Las telarañas del pasado envuelven mi teléfono que no saca fotos, y mi casa esta desnuda sin una computadora que me muestre como nada plácidamente un pez de color en un bidón de nafta super.
El futuro no me acepta en bicicleta y menos en esta moto que sé esta cayendo a pedazos.
...zapatillas que piensan, ropa inteligente, autos que les tengo que hablar para que marchen...
La felicidad digital de unas rejas a control remoto que me aseguran que nadie se lleve los chiches con cable, y también me aseguran un encierro placentero... una prision, otro miedo... miedo a que entren ahora, miedo a salir después.
El futuro de pantallas liquida, donde el que sale a la calle con la cuarta parte de lo que nos quieren vender, sé vera transformado en una especie de Robocop, un CTI ambulante... y pensar que en la Edad Media se quejaban por la armadura