miércoles, septiembre 22, 2004

RESACA (XVIII)


Tu boca es un cenicero
y un perfume ácido no aguanta mas dentro de tu cuerpo
y se te escapa por los poros
ese vino barato té esta condenando a la peor de las resacas
esas de las que uno no se da cuenta
Vos ya sabias que no se debe mezclar,
y ahora este vapor amenaza con quedarse.
Esas pastillas que te hacen volar
y te convierten en poeta o en vegetal
te están cobrando el viaje,
dudo que tu hígado tenga mucho crédito a esta altura
Todos saben que vos transas
ese es tu peor vicio
Tu camino quizás se encuentre tapado
por esta río de botellas en que té estas ahogando
Poco a poco
un suicidio en cámara lenta;
Ese camino que una vez te trajo
y te hizo seguir de largo
hasta esa especie de arroyo lisérgico
en que te hundís
Estas parado en un filo
de acá salís entero o no salís
La suerte esta hechada hace rato, quizas tus cartas
te lleven al cielo
o a desembocar tus venas
en un baño de boliche